Seguro que en más de una ocasión has oído los innumerables beneficios de la natación sobre la salud y que es apta para cualquier edad y condición física. Pues esto, lejos de ser un mito más, es una realidad ya que es poco agresiva con las articulaciones, buena contra los dolores de espalda… En definitiva, su fama está más que justificada.

Su aprendizaje es muy sencillo al igual que el hecho de conseguir buenos resultados sin mucho esfuerzo. Además, su índice de lesiones es muy bajo ya que el baño no afecta a las articulaciones, ya que al flotar el peso no recae sobre éstas, como sí lo hacen otro tipo de ejercicios. Está especialmente recomendado para personas que padecen determinadas enfermedades como la escoliosis, cualquier problema de espalda o asma.

Tampoco podemos dejar de lado los beneficios que el baño produce en nuestra mente gracias a la segregación de endorfinas, también conocidas como las hormonas del placer o de la felicidad. Pero no sólo esto, sino que también reduce el estrés y nos ayuda a divertirnos e, inclusive, socializarnos.

Como señalábamos al principio de este artículo, uno de los beneficios de la natación es que es apta para todo el mundo y en especial para determinados grupos de población como las embarazadas, los bebés y los ancianos.

Y es que los beneficios del agua son infinitos. De hecho, desde hace muchos años, el hombre ha utilizado el agua como elemento de cura de enfermedades físicas y mentales. De ahí la costumbre que tenían en hospitales psiquiátricos de utilizar el agua fría para hacer curas a los pacientes.

Sin duda, se trata de una buena manera de mejorar nuestra calidad de vida. Y, si tienes espacio y quieres disfrutar durante todo el año de todos los beneficios que te ofrece la práctica de la natación, nada mejor que plantearte la obra de una buena instalación. En PoolPlay te diseñamos un proyecto a medida, siempre adaptándonos a tu presupuesto, porque somos líderes en la construcción de piscinas y en su posterior mantenimiento.