La instalación de luz led en el interior de las piscinas está revolucionando, además de la seguridad, el mundo del diseño ya que, muchas de estas luces permiten cambiar el color y crear diferentes ambientes. En este post os vamos a mostrar los diferentes tipos de instalación que existen actualmente.

Los proyectores más demandados son los subacuáticos que están colocados en el interior del vaso de la piscina. Los proyectores que utilizan son específicos para este tipo de usos, trabajan con baja tensión para evitar incidentes y pueden ser de tres tipos: LED empotrados, de superficie o rapid.

La instalación exterior da ambiente a la zona de ocio exterior, son muy recomendables para jardines y además pueden ser instalados con los proyectores subacuáticos y controlar y sincronizar ambas instalaciones con un mismo modulador. De esta forma podrás armonizar el interior de la piscina con el exterior en el jardín.

Los proyectores flotantes no necesitan ningún tipo de instalación, se colocan en la superficie del agua ya que tienen la capacidad de flotar. Funcionan a través de unas baterías de entre 12 y 24V. Además de proporcionar luz a nuestra piscina, aportan un plus de diseño.