Realizar un estudio técnico, hacer planos detallados con los acabados y saber plasmar una buena idea es fundamental para llevar a cabo cualquier proyecto de reforma de piscinas o rehabilitación de las mismas. Y debe hacerse desde todos los puntos de vista. Esto es, tanto desde la parte técnica como desde la parte estética.

Asimismo, se debe incidir, así creemos en POOLPLAY, en los pequeños detalles. Con estas máximas realizamos nuestros proyectos de mejora de piscinas privadas.

Actuaciones durante la reforma de piscinas

La revisión y sellado del vaso sobre el revestimiento antiguo es una de las principales actuaciones a realizar al llevar a cabo la reforma de una piscina. Todo, con el objetivo de garantizar una plena impermeabilidad.

En segundo lugar, se debe tratar de realizar una mejora técnica de los elementos de la instalación. Así, tratamos de hacer ver a nuestros clientes la importancia de apostar por la sostenibilidad y la eficiencia a la hora de instalar o renovar los equipos de la piscina.

Después, debe definirse estilo de la piscina con su entorno -jardín, tipo de césped, zona de sombra, etc.-. Es en esta fase cuando también se pueden añadir nuevos elementos a la piscina, como nuevos accesos, áreas de descanso, escaleras, bancos, pérgolas, solárium… Acabar la obra con detalles como éstos aporta gran valor a la experiencia de uso.