MANTENIMIENTO DE PISCINAS:

Si estás pensando en reformar la piscina, ahora es el momento indicado para pedir presupuesto y ponerse ‘manos a la obra’. Porque sólo así tendrás tiempo suficiente para resolver aquellos pequeños inconvenientes que puedan ir surgiendo y disponer de tu instalación en perfecto estado cuando venga el buen tiempo. Pero no sólo en el caso de querer hacer una reforma, todas las piscinas requieren una puesta a punto así que toma nota de aquellos aspectos que debes tener en cuenta:

  • En el caso de disponer de cubierta, retirar, limpiar y dejar secar muy bien al aire libre. Al mismo tiempo, deberás seguir utilizándola hasta el inicio de temporada. De esta manera, además de disponer de un elemento de seguridad, evitarás que el agua se ensucie en exceso.
  • Limpiar la arena de los filtros de sílices con un buen producto químico, siempre teniendo en cuenta que éstos deberían reemplazarse si tienen más de 3 años.
  • Ver el estado de los skimmers y verificar las tapas, compuertas, cestillos, sustituir o  limpiar los cestos. En el caso de tener canal rebosadero limpiar con agua a presión y verificar el estado de las rejillas.
  • Si se dispone de iluminación subacuática, comprobar el funcionamiento y estado tanto de las cajas de conexiones como de los proyectores.
  • Limpiar las superficies del vaso de la piscina con productos especiales para cada revestimiento, y accesorios de limpieza que no sean agresivos tales como esponjas y cepillos. Es muy recomendable utilizar desincrustantes.
  • Utilizar el robot limpiafondos para la limpieza exhaustiva de la piscina. Para ello es imprescindible contar con unos 40 centímetros de agua.
  • Revisar todo el material adicional como escaleras, palancas y trampolines para proceder a su puesta a punto con productos de limpieza y abrillantado específicos.
  • Si el nivel del agua ha descendido, volver a llenarla hasta el nivel adecuado.
  • Comprobar el pH del agua y que éste se encuentre entre 7,2 y 7,6. En el caso de que no se cumplan estos parámetros, aplicar productos minoradores o incrementadores.
  • Aunque el proceso de invernaje del agua haya sido el adecuado, se recomienda reacondicionarla haciendo lo que se denomina tratamiento de choque. Para ello, utilizar dicloro granulado o tabletas de cloro rápido. De esta manera, eliminaremos gérmenes y contaminantes del agua. Tras un tratamiento de choque, con los valores de agua correctos, ya solo tienes que ocuparte del mantenimiento habitual y tu piscina está lista para disfrutarla.

Así que ya sabes, sigue nuestros consejos y evita las prisas e inconvenientes de última hora. Y, si no quieres realizar personalmente este mantenimiento, confía en profesionales que hagan el trabajo por ti. Recuerda que en PoolPlay somos especialistas tanto en la construcción de piscinas en Valencia, como en su reforma y posterior mantenimiento