CONSTRUCCIÓN DE PISCINAS EN VALENCIA:

A la hora de construir una piscina son muchos los interrogantes que se nos platean. Uno de ellos seguramente sea la profundidad de la misma.

Lo principal es tener claro qué tipo de personas van a utilizarla y el uso que se le va a dar. Normalmente si hay niños pequeños en casa es aconsejable construir un espacio para ellos, para que se sientan seguros, sea más fácil el baño y los adultos los puedan vigilar sin problemas.  Pero ojo, teniendo en cuenta que los niños crecen y la piscina seguirá funcionando.  Por lo que lo más aconsejable sería construir un llamado espacio de playa (profundidad muy reducida) o bien escaleras interiores de acceso, también llamadas “de obra” donde, tanto niños como adultos, puedan estar en contacto con el agua sin preocupaciones.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de usuarios de una piscina pasan la mayor parte del tiempo en su interior, en aquel lugar donde están más cómodos. Y esta zona suele ser donde hacen pie y no tienen dificultad para mantener la cabeza fuera del agua.  Esto quiere decir que, si se construye una piscina con mucha profundidad, se desaprovecha mucho espacio durante el baño. Si la piscina va a ser utilizada por personas con algún tipo de discapacidad, se aconseja no darle mucha profundidad ya que les complicaría el baño a ellos y también a la persona que les acompañe.

Últimamente se están construyendo piscinas con un fondo plano o continuo y no demasiada profundidad, entre 1,30 y 1,60 metros aproximadamente. De esta manera se pueden disfrutar a largo plazo tanto con un uso lúdico como terapéutico (por ejemplo, poder nadar sin problemas).

Eso sí, si queremos disfrutar de una piscina con diferentes profundidades, es recomendable que el paso entre éstas, resulte cómodo y seguro, evitando resbalones y zambullidas repentinas.

En cualquier caso, en PoolPlay te aconsejamos sobre la construcción más adecuada para tu espacio acuático combinando comodidad, disfrute y diseño.