La mejor época para poner a punto tu piscina es la primavera. Y es que va siendo hora de ponerse manos a la obra. Antes de que se te haga más tarde, te dejamos algunas recomendaciones para tenerla en perfectas condiciones para que llegue sin problemas a una nueva temporada de baño.

Paso a paso

Siguiendo estos pasos que te recomendamos desde POOLPLAY, no se te olvidará nada:

  1. Si has tapado la piscina durante la estación fría, retira la cubierta. Hazlo con cuidado para mantenerla en perfectas condiciones. Antes de guardarla, asegúrate de limpiarla y de que quede completamente seca.
  2. Haz una revisión exhaustiva del estado de los distintos componentes. Empieza por el sistema eléctrico y la iluminación subacuática, en caso de que cuentes con ella. Los sumideros, los skimmers, las boquillas… Revisa todo y cerciórate de que no existe ningún desperfecto.
  3. Realiza una limpieza de la instalación. Puedes usar productos específicos para eliminar suciedad incrustada. Después hay que limpiar el fondo la piscina. Un limpiafondos automático puede convertirse en tu mejor aliado para esta tarea.
  4. El agua, aunque haya estado tapada, debe ser acondicionada y revisada. Para ello necesitaremos diferentes productos químicos y revisar muy bien los niveles del agua, especialmente el pH. Es probable que también sea necesario usar un antialgas.
  5. Cerramos los últimos detalles revisando el estado de otros elementos como pueden ser el anclaje de la escalera, trampolines, etc. ¡Hecho esto, sólo te queda ponerte a disfrutar de ella!