MIMATE Y RELAJATE EN TU SAUNA PRIVADA.

MIMATE Y RELAJATE EN TU SAUNA PRIVADA.

Estamos seguros que lees este título y piensas; ¡claro que quiero! Pues tenemos una buena noticia:  vivir en una casa pequeña ya no es impedimento para disfrutar de los grandes placeres de tener una Sauna doméstica.

Ahora estás pensando en las dimensiones de tu vivienda y piensas que es misión imposible, pero no lo es en absoluto. Una sauna ocupa un espacio reducido equivalente a un baño.

Para tener en casa tu sauna, la sauna de infrarrojos es la opción más recomendable, con resultados idénticos a la tradicional versión conocida como sauna finlandesa. La diferencia entre ambas está en que la primera de ellas no produce vapor, sino que genera calor a temperaturas más bajas. Hoy en día una de las mejores opciones, y más económicas.

Otro aspecto a tener muy en cuenta es su fácil montaje, por lo que este tipo de saunas domésticas pueden contemplarse, incluso, como opción para colocar en una vivienda de alquiler, tampoco debes preocuparte por su consumo ya que este tipo de saunas se fabrican teniendo en cuenta su ahorro energético.

En cuanto a la propia instalación, un día es suficiente para disponer de la sauna en casa y empezar a disfrutar de todos sus beneficios.

Si aún no estás convencido, a continuación, te mencionamos algunos beneficios para tu salud y bienestar.

  • Tu piel lucirá limpia y sana ya que el sudor elimina las impurezas. Es favorable para personas con problemas de acné.
  • Es ideal para recuperar los músculos después de realizar ejercicios, ya que las altas temperaturas provocan un efecto relajante en los músculos, por lo que la recuperación será más rápida. Sin embargo, debes esperar entre 15 y 30 minutos entre el ejercicio físico y la toma de la sauna.
  • Según estudios se ha demostrado que su uso frecuente reduce el riesgo de muerte súbita, el riesgo de enfermedades mortales del corazón y el riesgo por enfermedad coronaria o infarto.
  • Si sufres de las vías respiratorios, es el tratamiento ideal, ya que despeja las vías respiratorias, tiene efecto expectorante y alivia la tos, la sinusitis los resfriados y otros problemas respiratorios.
  • También alivia los dolores y las molestias articulares así como los dolores producidos por la menstruación.