EJERCICIOS PARA MANTENIMIENTO FÍSICO EN TU PISCINA

Solo se necesitan 20 minutos al día para tonificar los músculos, ya que los beneficios que proporciona el elemento acuático en el cuerpo son muchos. Entre otros, cabe destacar que mejora la circulación sanguínea, previene la obesidad, combate la osteoporosis, mejora la celulitis y reduce el estrés.

Realizar ejercicios en un entorno acuático, ofrece resistencia, pero al mismo tiempo requiere de menor intensidad, y por lo tanto, es ideal para quienes están saliendo de una lesión o en rehabilitación.

En el agua se queman calorías a razón de 10 o 12 por minuto. La rutina en el agua consiste en hacer tantas repeticiones como sea posible de cada ejercicio durante dos minutos. En cualquier ejercicio, hay que mantener apretados los abdominales, glúteos y piernas.

            Estos son los 10 ejercicios perfectos para realizar este verano dentro de la piscina.

  1. Con el agua a la cintura, hay que caminar de 10 a 20 pasos hacia delante y después hacia atrás, aumentando la velocidad para hacerlo más difícil. Se puede alternar con carreras suaves durante 30 segundos.
  2. Desde el bordillo, se realiza una zancada extra grande hacia adelante. Se regresa a la posición de partida y se repite con la otra pierna. Se alterna con zancadas laterales para hacer el ejercicio más completo. Se repite la rutina 10 veces.
  3. Sobre una pierna, se sube la rodilla contraria a nivel de la cadera. Se mantiene la postura hasta 30 segundos. Se repite cinco veces con cada pierna.
  4. Se envuelve el cuerpo en un churro de piscina y se descansan los brazos en él. Se mueven las piernas, como pedaleando, durante tres minutos.
  5. Para ejercitar los músculos de brazos, hombros y piernas nada mejor que realizar estos saltos. De pie, mirando a la pared de la piscina, se apoyan las manos en el bordillo y se trata de saltar fuera de la piscina de un salto. Se repite todas las veces posibles en un minuto.
  6. Boca arriba en el agua se sujeta un balón de playa y se trata de girar hasta quedar boca abajo. Se aguanta la posición cinco segundos.
  7. Con los brazos extendidos en cruz y apoyados en el bordillo de la piscina, se juntan la piernas y se elevan todo lo posible, tratando de superar el ángulo de 90 º.
  8. De pie, se salta abriendo y cerrando las piernas. Se mueven los brazos de arriba y abajo.
  9. De pie, mirando a la pared de la piscina y con el agua por encima de los hombros, hay que mantenerse a flote, realizando movimientos circulares con los brazos. Mientras, se escala la pared, dando pasos por ella como si se subieran escaleras.
  10. En posición vertical, sin tocar el fondo de la piscina, se agarra el escalón superior de la escalerilla y se trata de salir del agua con impulso solo de brazos.