No os descubrimos nada nuevo si afirmamos que el tipo de pavimento en una instalación deportiva es determinante para hacer que realmente aproveches y disfrutes al máximo del ejercicio que estás haciendo. Y pavimentos hay muchos y variados aunque hoy vamos a centrarnos en explicaros las características y ventajas del llamado pavimento de hormigón poroso.

Se trata de un tipo de suelo más permeable que sólido y que tiene una alta capacidad drenante ya que es capaz de evacuar el agua en caso de lluvia en el menor tiempo posible. Por esta razón, también es habitual que nos encontremos este tipo de pavimento en aparcamientos, exteriores de piscinas, parques o carriles bici. Ésta, la rapidez en absorber el agua evitando la formación de charcos, es una de sus principales ventajas frente al resto de pavimentos.

Además, el pavimento de hormigón poroso es muy seguro ya que su efecto drenante previene el deterioro de la superficie y reduce los riesgos de un posible accidente. Entre sus otras ventajas destacan las siguientes: al ejecutarse por paños, que se colocan a nivel, se asegura que el pavimento quede plano; se pueden colocar encima del mismo otros acabados como el césped o la tierra batida; no requiere prácticamente de ningún mantenimiento y es muy resistente al paso del tiempo.

 

En PoolPlay somos especialistas en la construcción de pistas deportivas y pavimentos deportivos en Valencia. Nos avala una amplia experiencia en el sector, al tiempo que te garantizamos un asesoramiento y un presupuesto totalmente personalizado.