Los principios que guían nuestras reflexiones y las actuaciones son:

  • Responsabilidad ética determinada por la honradez, lealtad, veracidad, rigor, respeto a los demás y cumplimiento de las obligaciones legales vigentes.
  • Orientados a satisfacer las necesidades de nuestros clientes y superar sus expectativas mediante una actitud servicial, asesoramiento personalizado y el cumplimiento de la calidad, plazo y presupuesto pactado.
  • Disposición hacia un esfuerzo de progreso, innovación y excelencia empresarial.
  • Potenciar el desarrollo profesional y personal de nuestra plantilla mediante el respeto, espíritu de equipo, disponibilidad al cambio, formación continua, comunicación, lealtad y rigor hacia el trabajo bien hecho.
  • Las personas encargadas de la gestión tienen la obligación de ejercer el liderazgo, dirigir con el ejemplo y promover la comunicación y colaboración con los clientes, empleados, proveedores, y sociedad.
  • Gestión eficaz de nuestros recursos mediante la orientación a los resultados.