Vivir en una casa pequeña ya no es impedimento para disfrutar de grandes placeres como instalar en nuestro baño una sauna doméstica. Seguro que ahora estás pensando en las dimensiones de tu lavabo y que esto parece una misión imposible pero, créenos, no lo es en absoluto. En la actualidad existen en el mercado muchos modelos de saunas para espacios reducidos. Modelos compactos que te proporcionarán los beneficios a modo de descanso y relax de la típica sauna convencional.

Otro aspecto a tener muy en cuenta es su fácil instalación por lo que este tipo de saunas domésticas pueden contemplarse, incluso, como opción para colocar en una vivienda de alquiler. Y lo mejor de todo, no debes preocuparte por su consumo ya que este tipo de saunas se fabrican teniendo en cuenta su ahorro energético.

Hoy en día una de las mejores opciones, y más económicas, para tener en casa es la sauna de infrarrojos con resultados idénticos a la tradicional versión conocida como sauna finlandesa. La diferencia entre ambas está en que la primera de ellas no produce vapor, sino que genera calor a temperaturas más bajas.

En cuanto a la propia instalación, un día es suficiente para disponer de la sauna en casa y empezar a disfrutar de todos sus beneficios.

Así que, si estás pensando instalarte una, desde PoolPlay nos ponemos a tu disposición para hacerte un proyecto a medida adaptándonos a tu presupuesto y siempre con la mejor de las garantías y los mejores profesionales.