Alguien que oiga hablar por primera vez de piscinas elevadas puede pensar en darse un baño en las alturas. Sin embargo, el término hace referencia a piscinas en las cuales la superficie del agua se encuentra unos centímetros o metros por encima del suelo.

Puede tratarse de una piscina tanto de obra como prefabricada. En todo caso es muy importante que la base en la que se asienta la misma esté bien nivelada.

¿Qué ventajas ofrecen las piscinas elevadas?

Este tipo de construcción es una alternativa ideal para espacios donde no es posible realizar una excavación profunda del terreno, ya sea por falta de espacio, por el tipo de terreno o por razones de logística o permisos. Además, su instalación es más rápida que las piscinas convencionales.

Se adaptan sin mayor problema a cualquier espacio. Esto significa, que, incluso en patios de pequeñas dimensiones sea posible encontrar una solución

Ya elijas una piscina prefabricada de cemento, de chapa, de madera o de tubulares de PVC, son perfectas para rincones difíciles.

Las piscinas elevadas son una opción cada vez más demandada. Si estás pensando en instalar una en tu terraza, patio, azotea o jardín, consulta con los expertos de POOLPLAY. Te recomendaremos la opción que mejor se adapte a tu presupuesto y necesidades.