Tratar nuestra piscina es algo que estamos obligados de cara a evitar que se estanque el agua. Entre los tratamientos para la desinfección de nuestra piscina, existe uno nuevo que queremos acercarte desde PoolPlay, la neolysis.

Como tratamiento más novedoso para desinfectar la piscina, la neolysis ofrece un tratamiento de desinfección que combina la radiación ultravioleta con la electrolisis. Es un procedimiento más sostenible y mucho más sencillo que otros, y es que a través de una pequeña cantidad de sal se puede tratar todo el agua.

Estos dos procesos que aglutina la neolysis suponen la desinfección del agua sin cloro químico, reduciendo así la concentración de cloramidas, los lavados de filtro se reducen debido a la eficiencia del sistema, consiguiendo ahorrar energía y agua, y se produce el cloro de forma gaseosa, que desinfecta el agua de forma efectiva y se evapora rápidamente no permaneciendo en el agua.

Características de la neolysis

 Ofrece una mejor calidad el agua tras el tratamiento.
 Ofrece una desinfección doble de gran efecto (UVC + Cloro in-situ/Oxidación anódica).
 No es necesario añadir sal en el vaso de la piscina porque la electrolisis ya se encarga de la desinfección, reduciendo notablemente el uso de sal.
Ahorra más agua y energía, logrando que desparezcan los lavados de filtro con el objetivo de reducir la concentración de cloramidas.
 Se trata de un tratamiento sinérgico muy interesante porque posee capacidad oxidativa con efecto residual.
 Se reduce el uso de productos clorados (hipoclorito, cloro en pastillas, etc.) y los de desinfección en agua y aire.