Con la llegada del buen tiempo son muchos los clientes que apuestan por decorar su jardín o terraza con césped artificial. Sin duda, una buena opción para disfrutar de un espacio agradable, veraniego y muy cómodo en su uso. No obstante,  y como el césped requiere una serie de cuidados mínimos, desde PoolPlay te explicamos algunos aspectos a tener en cuenta para lucir una superficie perfecta:

–    Limpieza: la suciedad que se acumula como el polvo, los excrementos de animales, el derrame de líquidos, etc., deberá ser eliminada con un simple manguerazo de agua.

–    Cepillar y lastrar: el uso diario, las fuertes lluvias o incluso el viento pueden provocar el desplazamiento del relleno de arena de sílice y el aplastamiento de las fibras del césped artificial. Como solución, las fibras del césped deberán cepillarse a contrapelo y se procederá a lastrar la superficie parcialmente de nuevo para conseguir una superficie regular y ayudar a que las fibras recuperen su posición vertical.

–    Refrescar: Al tratarse de un producto sintético, el césped artificial asciende su temperatura a causa del sol, sobre todo en época estival. Para refrescarlo se recomienda el riego por aspersión (o manguera) durante unos dos minutos. El relleno de arena de sílice retendrá la humedad, acondicionando el césped para su disfrute.

–    Vigilar: Si el césped ha sido colocado sobre una superficie natural, en ocasiones pueden aparecer hierbas o hongos si hay un exceso de humedad. Para su eliminación, o prevención, se recomienda pulverizar la superficie con cualquier tipo de herbicida o funguicida suave o diluido en agua.

No obstante, y al tratarse de un material sintético, siempre hay que tener cuidado en su uso y evitar una mala utilización del mismo.

Descubre con PoolPlay los mejores consejos prácticos.