Ahora  con el nuevo año es tiempo de empezar a pensar en nuevos propósitos y proyectos que poner en marcha en este 2017. Para los que tienen en mente construir una piscina o bien reformar la que ya tienen, es el momento de empezar a mirar todas las opciones posibles en cuanto a materiales, estética, funcionalidad y sobre todo presupuesto

Desde PoolPlay consideramos que uno de los aspectos básicos a la hora de empezar con este proyecto es tener claro el tipo de revestimiento que se va a utilizar ya que de eso va a depender mucho el resultado final que consigamos en cuanto a acabado, facilidad de limpieza y también sellado. El acabado de la piscina va a prevenir de la acumulación de suciedad, aparición de moho o hongos así como filtraciones de todo tipo. Por eso es tan importante buscar un buen revestimiento que facilite tanto el baño como la funcionalidad en sí.

Los más usados en el mercado son los revestimientos cerámicos y vítreos (más conocidos como baldosa porcelánica o gresite vitreo). En ambos casos existen variedad de colores, tonos, degradados, dibujos y combinaciones que pueden dotar a cada piscina de la personalidad que el cliente busque. Además, ambos están fabricados con material duradero y resistente, tanto a las inclemencias meteorológicas como a los productos químicos que se utilicen para la limpieza o mantenimiento del espacio. Los revestimientos cerámicos son los más utilizados en piscinas públicas y gimnasios porque mantienen el aspecto de las mismas más higiénico. En piscinas privadas el gresite es líder por su aspecto de mosaico, sus colores, reflejos y brillos que consigue en el agua de la piscina.

Hoy en día también existen revestimientos continuos como el microcemento, los de hormigón y pulido antideslizante, de piedra o con lámina armada liner o vinilo.

Sin duda, lo mejor, si se busca un buen acabado y de calidad, es consultar con profesionales como los que trabajamos en PoolPlay ya que siempre encontrarán lo que más se ajuste a sus necesidades tanto estéticas como funcionales y económicas.