Parece que las temperaturas empiezan a bajar y que pronto tendremos que despedirnos de la temporada de sol y baño. Por eso, ha llegado el momento de empezar con el conocido invernaje de la piscina. Sigue leyendo y descubre qué es y cómo llevarlo a cabo.

Se entiende por invernaje el proceso que consiste en preparar nuestras instalaciones y la aplicación de productos específicos con la finalidad de mantener en buen estado el agua de la piscina durante los meses fríos de no uso. Esto repercutirá¡ en una reducción de costes de mantenimiento y una puesta en marcha de la piscina más fácil de cara a la siguiente temporada. Así­, mediante este proceso, obtendremos importantes ventajas, sobre todo en lo que se refiere a evitar un despilfarro de un bien tan escaso como es el agua.

En este punto, es importantísimo recordar que durante el invierno las piscinas descubiertas siempre deben permanecer llenas porque, de lo contrario, será perjudicial para el mantenimiento de la misma. Si está¡ llena, el agua contrarresta la presión que la tierra ejerce sobre las paredes del vaso evitando la aparición de las temidas grietas o deformaciones.

Entre las ventajas que se obtienen tras la puesta en marcha del invernaje figuran las siguientes: ahorro económico, aprovechamiento de recursos, buen aspecto durante todo el año, facilidad en la puesta en marcha a la siguiente temporada y control de la calidad del agua.

Pautas para llevar a cabo el invernaje:

  • El momento idóneo para empezar con el proceso es cuando la temperatura del agua de la piscina sea inferior a los 15Cº
  • Frotar las paredes de la piscina y pasar el limpiafondos.
  • Hacer un lavado y enjuague del filtro.
  • Ajustar el pH del agua que debe situarse entre los 7,2 y 7,6.
  • Llevar a cabo una cloración de choque.
  • Dejar el filtro en funcionamiento.
  • Una vez finalizados estos pasos, al día siguiente añadiremos el invernador manteniendo el filtro en funcionamiento para asegurar una correcta distribución del producto.
  • Volver a medir el pH del agua para asegurarnos que es el correcto.
  • Si tenemos limpiafondos automático deberemos retirarlo ya que de lo contrario puede deteriorarse si permanece sumergido durante todo el invierno.
  • Si disponemos de cobertor deberemos instalarlo para evitar la acumulación de suciedad.
  • El producto invernador escogido a de ser el adecuado para su piscina,  habitualmente a de aplicarse dos veces, al iniciar el invernaje y a mitad de la temporada invernal (enero/febrero).

En nuestra tienda Pool Play puedes encontrar todos los productos necesarios para un correcto invernaje así como el mejor asesoramiento para llevarlo a cabo en función de los m3 de agua. Además, ponemos a vuestra disposición una amplia gama de cobertores, sin duda una de las mejores opciones para mantener la piscina fuera de la temporada de baño. Y recuerda que en Pool Play, además de expertos en el mantenimiento de piscinas en Valencia, también somos pioneros en el sector de la construcción y reforma de piscinas.