A la hora de buscar el mejor material para exteriores, es obligado hablar del gres porcelánico. Es más resistente y duradero que el gres convencional, gracias a su capacidad de absorber menos agua y humedad.

Por ello es ideal para terrazas exteriores, zonas de alto tránsito y zonas húmedas, como es el caso de las piscinas o jardines. Aunque lo cierto es que cada vez es más habitual verlo incluso en interiores -paredes de cocinas y baños-, ya que le otorga un cierto caché a la construcción.

Cualidades y ventajas del gres porcelánico

El gres porcelánico está fabricado en una sola cocción. Gracias a esto, el material es igual en la base que en la superficie, lo que le confiere estas propiedades que lo hacen único: baja absorción al agua, compacto, antideslizante y muy resistente.

Es especialmente resistente a los cambios de temperatura. Así, ofrece mayor durabilidad a largo plazo que otro tipo de materiales. También se aprecia su capacidad de asemejarse a un amplio rango de materiales naturales como mármol, granito o madera.

Si estás pensando en renovar la imagen de tu piscina o jardín con gres porcelánico, contacta con nuestros especialistas.