La depuradora es uno de los elementos más importantes de una piscina, ya que de
ella depende la limpieza y gran parte del mantenimiento del agua. Dependiendo del
tamaño de la piscina y de su capacidad, tendrás que instalar un tipo de depuradora u
otra. Hoy, en Poolplay, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los filtros de
cartucho y arena.

La depuradora de cartucho es la opción más económica. Se trata de un tipo de
depuradora que se puede instalar de forma sencilla, fácil de limpiar, sus cartuchos de
papel son reemplazables, lo más recomendable es hacerlo cada uno o dos meses,
mientras te recomendamos que saques los filtros cada semana para limpiarlos y el
interior de la depuradora podrás limpiarla con una manguera. Si lo que buscas es
limpieza y ahorra esta es tu opción.

La opción más popular es la depuradora de arena. El agua entra en el filtro de arena
que lleva la depuradora y utiliza la arena como método de filtrado consiguiendo filtrar
cualquier tipo de suciedad, hasta la más pequeña. Son depuradoras muy efectivas con
una gran durabilidad, entre 7 y 10 años. Otra de sus ventajas es que se pueden utilizar
en todo tipo de piscinas, grandes y pequeñas. Si buscas más calidad, menos
preocupación a la hora de mantener limpia tu piscina, durabilidad y garantía, no lo
dudes, la depuradora de arena tiene todo lo que estás buscando.