Saber cómo elegir el césped artificial no es siempre fácil. Se trata de uno de los mejores accesorios para cualquier piscina, por lo que es importante. Como ya hemos comentado en diversas ocasiones en nuestra página de Facebook, se trata de una solución que ofrece multitud de ventajas. Y es que es muy limpio -no genera barro-, además de ser muy fácil de instalar y de mantener.

Tipos de césped artificial

Existen dos tipos de producto a la hora de elegir el césped artificial, el funcional y el decorativo. Ambos pueden ir ubicados en las piscinas pero con fines distintos. El decorativo suele ser más largo, drena mejor y tiene más apariencia de natural. Es por tanto, el más adecuado para el jardín y los alrededores de la piscina.

Por su parte, el funcional es más corto. No imita tan bien el césped natural ya que está destinado más a su uso como moqueta o alfombra, en interiores o lugares semicubiertos. Como ventaja, es más económico.

Colocar el césped artificial

A la hora de colocar el césped artificial, la cosa se complica. Hay que tener en cuenta diversos factores para que el resultado sea el óptimo. Un error común entre aficionados es colocar las láminas en direcciones opuestas, de tal manera que cuando el sol incide oblicuamente se note el contraste entre láminas. También es necesario saber preparar el terreno y respetar los tiempos que necesita el producto para actuar.

Por fortuna, puedes dejar todo en manos de los especialistas de POOLPLAY. Contacta ya con ellos y solicita presupuesto.