Como estamos en época estival, cualquier propietario que disponga de piscina, se debe preocupar por los protocolos de mantenimiento y por que su depuradora funcione correctamente.

El motor es la pieza clave de una depuradora ya que gracias a él se bombea el agua para que durante el proceso se filtre y regrese limpia. Además, como es el encargado de impulsar el agua para que de esta forma se repartan correctamente los productos químicos utilizados para el buen funcionamiento de la piscina, está muy expuesto al agua y ésta podría dañarlo.

Cuando en el motor de la depuradora entra agua, ésta provoca un cortocircuito y deja de funcionar. Para volver a encenderlo tendremos que esperar a que tanto el motor, como el resto de los componentes se sequen completamente pues puede ser muy peligroso. De hecho, si cuando se enciende la bomba algún componente no está correctamente seco, ésta podría quemarse y deberemos cambiarla automáticamente para que funcione. 

Desde PoolPlay os aconsejamos que contactéis con nuestros profesionales para que os asesoremos respecto a la funcionalidad de la depuradora y de su motor. Recuerda que es muy difícil saber cómo reaccionar cuando la bomba se llena de agua.