MANTENIMIENTO DE PISCINAS:

Las cubiertas automáticas para piscinas son un aspecto fundamental a tener en cuenta a la hora de preservar la calidad del agua. También son buenas aliadas en temas de seguridad, sobre todo en hogares con niños, y estéticamente aportan al conjunto general un aspecto limpio y cuidado. Además, y a pesar de que antes estaban sólo al alcance de unos pocos, en la actualidad las cubiertas automáticas son un elemento mucho más accesible con el que se suele contar desde el inicio en la construcción de piscinas.

Estas cubiertas están formadas por un conjunto de lamas flotantes que, con la ayuda de un motor, se abrirán o cerrarán de manera automática, cubriendo totalmente la superficie de la piscina.

Sin duda, sus ventajas están de sobra demostradas:

–    Ahorro: Si usamos bomba de calor u otro sistema de climatización, conseguiremos evitar la pérdida de calor que se produce con la evaporación. Esto se traduce en un ahorro de hasta un 70%. A esto también se añade que la piscina se mantiene más limpia y no se usará tanto producto químico para mantener el agua en condiciones óptimas.

–    Total seguridad para niños y animales domésticos: En entornos familiares con niños pequeños y mascotas, tener una cubierta automática es una medida de seguridad imprescindible. Éstas llegan a aguantar un peso de hasta 100 kg en el centro. Pero bien es cierto que siempre, un adulto debe supervisar la actividad de un menor que se encuentre en el entorno de una piscina.

–    Alarga la temporada de baño: las cubiertas, gracias a su sistema de laminado, permiten retener y aumentar la temperatura del agua. Por esta razón podremos alargar la temporada  sin ayuda de ningún sistema de climatización para piscinas.

Si estás pensando en instalar en tu piscina una cubierta automática, en PoolPlay te ayudaremos a elegir qué tipo se adapta mejor a tus necesidades. Y recuerda que también somos pioneros en el sector de la restauración de piscinas y en la construcción de piscinas.