En PoolPlay somos líderes en la construcción de pistas deportivas a la carta. Utilizamos una gran diversidad de materiales, todos de altísima calidad, y por eso es frecuente que trabajamos con clubes deportivos y deportistas de élite que requieren los mejores espacios para entrenar o competir.

En esta ocasión, vamos a hablaros de la construcción de pistas de tenis y las diferencias entre las superficies en las que podemos jugar, distinguiendo principalmente entre pistas rápidas y pistas lentas. Siempre teniendo en cuenta que el tipo de pista modifica el comportamiento de la pelota y, por ende, condiciona también el juego de los deportistas.

Tipos de pistas de tenis:

–       Hierba: suele encontrarse únicamente en circuitos profesionales. Cada vez se utiliza menos debido a que exige un mantenimiento caro y constante.

–       Tierra batida o arcilla: al igual que en el caso anterior, este tipo de pista es difícil de encontrar fuera de los centros de tenis más profesionales. Su coste de mantenimiento es bastante elevado.

–       Hormigón poroso: es fácil de encontrar fuera de los centros de tecnificación. Estamos ante un material muy limpio, duradero y cuyo mantenimiento es bastante económico. Estas pistas duras evitan irregularidades en la trayectoria de la pelota.

–       Sintéticas de resinas: Se ejecutan sobre una base de hormigón o aglomerado asfáltico donde se superponen capas de morteros a base de resinas acrílicas que conforman el pavimento.  Dependerá de las capas que el sistema sea mas confortable y duradero. Si además añaden capas de ‘cushion’, un sustrato elástico a base de polvo de caucho, el pavimento absorbe los impactos y reduce la fatiga muscular, siendo  idóneo para pistas de competición al mas alto nivel.

–       Interiores, moquetas o pista indoor: este tipo de superficies varía en cuanto a texturas, materiales y grosores. En el 2009 la ATP prohibió su uso en torneos profesionales, aunque se siguen utilizando para entrenamientos.

Como ya hemos mencionado al inicio de este artículo, el tipo de superficie de las pistas de tenis condiciona el estilo de juego del tenista. De esta manera, y según el tipo de material con el que estén construidas, podemos encontrar pistas lentas, rápidas y ultrarrápidas:

–       Las pistas de tenis lentas provocan que los botes de la pelota sean más altos lo que hace que el jugador tenga más tiempo para preparar el golpe y los partidos sean más largos. Aquí encontraríamos las pistas de tenis de tierra batida o arcilla.

–       A diferencia de las primeras, las pistas de tenis rápidas propician golpes más bajos y, por tanto, su preparación ha de ser casi instantánea. Aquí encontraríamos las pistas de tenis de hierba.

–       Por su parte, en las pistas de tenis ultrarrápidas, los saques y las voleas son de vital importancia siendo el tiempo de reacción de los jugadores muy reducido. Las moquetas de interior entrarían en esta catalogación al ser bastante más rápidas que las duras e inclusive que las de hierba.

–       Las superficies de resinas sintéticas son intermedias, ni muy rápidas ni muy duras dependiendo de la terminación de las capas.

No obstante, desde PoolPlay te aconsejamos despreocuparte de todos los detalles dejando el trabajo en las manos más profesionales. Te sugeriremos qué tipo de superficie se adapta más a tus necesidades y te proporcionaremos un presupuesto a tu medida. Porque nuestra experiencia nos avala. Somos especialistas en la construcción de pistas deportivas.