Por fin ha llegado el momento. Es hora de limpiar y poner en marcha la piscina para empezar la temporada de baño. En algunas ocasiones, el invierno puede haber provocado algunos problemas como grietas, roturas o fugas. Por eso, es necesario ponerse en marcha y acometer pequeñas reparaciones, si es el caso. Hay que asegurarse que todo funciona correctamente y, una vez constatado que no hay desperfectos o reparados los mismos, proceder al llenado.

Eso sí, debes tener en cuenta que su preparación varía en función de si durante el invierno le has aplicado a la piscina algún tratamiento. Si es así, y el tratamiento llevado a cabo incluía el mantenimiento del agua y la protección de la superficie con una cubierta, no necesitarás cambiar el agua del vaso.

Pero si vas a renovar el agua, desde PoolPlay te damos una serie de consejos para llenar la piscina y asegurar su correcto funcionamiento durante toda la temporada. Toma nota:

  • Vacía completamente el agua de la piscina.
  • Limpia las paredes y el fondo de la instalación con un producto desincrustante. Utiliza para ello un cepillo y pon especial atención en las escaleras, esquinas y rincones
  • Si la piscina está construida con gresite, deberás evitar los limpiadores a presión porque si la junta no está en buen estado se podría dañar la superficie. En este caso sería conveniente el rejuntado de la superficie.
  • Si durante el proceso de limpieza observas alguna fisura, aprovecha para efectuar la reparación antes del llenado.
  • En caso de encontrar ramas, hojas u otros residuos de gran tamaño, deberemos eliminarlos, antes del vaciado, para evitar un atasco de las tuberías.
  • Comprueba el funcionamiento de sumideros, filtros, bomba, y otros equipos, así como el material exterior como escaleras, duchas, etc. Límpialos en profundidad con productos específicos.
  • Limpia también todas las áreas adyacentes al vaso: borde de flotación, paredes y skimmers.
  • Antes de llenar la piscina, verifica los sistemas de filtración de agua y de circulación.
  • Durante el proceso de llenado, controla que los niveles de pH sean los correctos.
  • Cuando esté llena, aplica un tratamiento de choque con el desinfectante necesario y un algicida preventivo. Además es posible que se necesite dosificar clarificante, floculante, anticalcareo, etc. Todo esto dependerá del agua y del volumen de la piscina, por lo que es importante hacer un análisis de los parámetros más importantes y seguir las instrucciones según el caso.

Una vez completada la puesta a punto es muy importante que continúes con el control para mantenerla limpia. Y si necesitas algún consejo extra sobre los productos a utilizar, no olvides visitarnos o ponerte en contacto con nosotros. Somos especialistas en la venta de accesorios para piscinas, así como en su mantenimiento o reforma. Además, debido a nuestra experiencia en el sector y a nuestra forma de trabajar, nuestra empresa es líder en la construcción de piscinas.