Una de las luchas más comunes en el mantenimiento de la piscina es la aparición de algas. No son peligrosas en sí mismas, pero sí que afectan estéticamente a la instalación y a la larga pueden ser un foco de suciedad e infecciones. La aparición de algas puede estar provocada por las inclemencias meteorológicas, un uso prolongado del agua o por una falta de mantenimiento. Así que, si no has llegado a tiempo para prevenirlas, te explicamos a continuación cómo eliminar las algas de la piscina para que el baño estival resulte de los más placentero:

  • Lo primero, y más recomendable, es cepillar a fondo las paredes y el suelo de la piscina para eliminar todos los restos de algas que puedan haber y de esta manera dejar la superficie preparada para tratar.
  • Comprueba que el sistema de filtrado funcione correctamente para que, una vez añadas el tratamiento adecuado, sea lo más efectivo posible. Las algas que se acumulan en el filtro de la piscina pueden hacer que el motor de la bomba y el sistema de filtración se ensucien. Asegúrate de limpiar el filtro y ajustar la válvula. Si es necesario, haz también un retrolavado.
  • Realiza un tratamiento de choque para matar todas las algas que haya en el agua y que el nivel de cloro vuelva a la normalidad. Debes usar un cloro destinado para piscinas y comprobar que el pH esté en su nivel adecuado, entre 7,2 y 7,4. No olvides tampoco usar el antialgas adecuado, tanto de manera preventiva como para tratar las algas existentes.
  • Si una vez pasadas 24 horas, el agua no está totalmente limpia y quedan restos de algas, se debe realizar un nuevo tratamiento de choque, aumentando su intensidad. Cuando se hayan eliminado del todo, deberás realizar un aspirado completo para eliminar cualquier resto de las algas muertas que hayan quedado con un limpiafondos manual tirando el agua a vaciado.
  • Normalmente las algas proliferan con un bajo nivel de desinfectante, por esto recomendamos hacer mediciones continuas y tener la piscina clorada dentro de los parámetros correctos. Así evitarás que se reproduzcan. Además, el alimento para las algas son los fosfatos que puede tener el agua ya que hacen se reproduzcan más rápido. Por eso, desde Poolplay, te proponemos medir el nivel de fosfatos de tu piscina y darte las pautas para eliminarlos.

Así que ya sabes , si no sabes exactamente qué productos utilizar, te recomendamos consultarlo con nosotros que te haremos un análisis de la instalación y valoraremos el mejor tratamiento a seguir. Recuerda que en PoolPlay somos especialistas tanto en el mantenimiento como en la construcción y reforma de piscinas en Valencia.