El otoño ha entrado de lleno pero para los más inconformistas, seguir disfrutando de la piscina es una opción. Para conseguirlo, desde POOLPLAY te traemos varias opciones para climatizar la piscina.

1. Bombas de calor

Son eficientes y efectivas: con ellas podrás usar la piscina todo el año. Captan las calorías del aire y las trasladan al agua de la piscina. Es, sin duda alguna, el sistema de calefacción que menor coste tiene a excepción de la energía solar. Es ideal para calentar piscinas de uso a diario o prolongado.

2. Paneles solares

Son idóneos para alagar la temporada del baño en piscinas exteriores. También sirven en zonas de sierra o más frescas. Son cómodos y de bajo coste, ya que calienta la piscina con energía solar. Existen de 2 tipos: los colectores plásticos y los captadores solares planos de cristal.

3. Calentadores eléctricos

Pueden ser una buena opción en pequeñas piscinas de uso esporádico, piscinas elevadas, spas o también para complementar otro tipo de calefacción. Tienen la ventaja de su reducido coste y su sencilla instalación.

4. Intercambiadores de calor

Permiten calentar el agua con el sistema de calefacción de su vivienda siempre que tenga un circuito de agua como puede ser una caldera de gas, gasoil, calefacción solar, geotérmica, etc. Se suele utilizar en piscinas cubiertas.