Ya inmersos en un nuevo curso escolar, con el reinicio de las clases y de las actividades deportivas, queremos aprovechar este post para explicaros los cuidados y mantenimiento del césped artificial deportivo. Un tipo de suelo, muy habitual, que se caracteriza porque está preparado para un alto tránsito de personas y un uso agresivo. A pesar de que el césped artificial requiere un mantenimiento mayor, es verdad que éste dependerá en gran medida de la frecuencia de uso que se le dé al pavimento.

Hay diferentes variedades de césped artificial en función del deporte que en él se vaya a prácticar (tenis, hockey, fútbol, pádel…). Por eso, nuestros profesionales PoolPlay te aconsejarán sobre cuál es el más adecuado dependiendo del tipo de actividad a realizar. Es importante tener en cuenta que, una vez instalado, el césped artificial deportivo consta de rellenos de arena o caucho, necesarios para reducir el desgaste de las fibras y asegurar el buen comportamiento del terreno de juego por lo que no se ha de descuidar su cuidado.

Llevar a cabo acciones de mantenimiento sobre superficies de césped artificial es necesario, pues aunque la instalación de este producto reduce hasta 30 veces los costes que supondría la conservación del césped natural y aumenta hasta 5 veces las horas de uso, un mal estado del césped sintético puede originar sobre esfuerzos y problemas físicos en los jugadores, irregularidades en el desarrollo natural del juego y un deterioro anticipado de las fibras.

Todo fabricante que se precie recomienda un mantenimiento periódico en instalaciones deportivas de césped artificial y así evitar cualquier tipo de inconvenientes.  En PoolPlay somos especialistas en alargar la vida del producto al máximo rentabilizando la inversión que supone su instalación.

No obstante, si quieres encargarte tú mismo de su cuidado, te damos algunas claves sobre este tipo de pavimento.

  • Realiza un cepillado frecuente para quitar el polvo, las partículas que arrastra el viento, pelos de mascotas etc.
  • Limpia con una manguera los líquidos derramados, deposiciones de animales, barro o cualquier otra sustancia que pueda quedar adherida.
  • El viento y la lluvia, o el continuo tránsito de personas, puede desplazar la arena de sílice de su lugar y aplastar las fibras del césped. Para que recupere su forma inicial debes cepillar y lastrar la superficie. No obstante, recomendamos que estos trabajos se realicen mínimo una vez al año por personal cualificado.
  • Si el césped se coloca sobre una superficie natural pueden aparecer malas hierbas. En ese caso hay que aplicar herbicida.
  • El exceso de humedad puede causar la aparición de hongos. Si es así, debes aplicar de manera inmediata un fungicida.
  • En épocas de mucho calor es aconsejable refrescar el césped, regándolo durante un par de minutos al día con una manguera.

Pero, si quieres olvidarte del cuidado de césped artificial, recuerda que en Poolplay somos profesionales en la materia. Disponemos de una amplia gama de productos para el cuidado del césped artificial: limpiadores, hipoalergénicos y anti-ácaros que actúan sobre las fibras y, en su caso, sobre la arena de sílices, higienizando y aromatizando el césped artificial.