Limpieza y desinfección son los factores más importantes en el mantenimiento de piscinas. Para llevar a cabo ambos métodos existen en el mercado multitud de productos pero, en esta ocasión, vamos a hablaros de uno de los métodos de desinfección más empleados en los últimos años: la electrólisis salina.

Pero seguro que os estaréis preguntando: ¿Qué es exactamente la electrólisis salina? Pues no es otra cosa que la desinfección del agua de la piscina a través de sal natural. En definitiva, consiste en simular el comportamiento del mar.

Para ello, el procedimiento habitual radica en salar el agua de la piscina añadiéndole sal común en una proporción nueve veces menor a la de la sal del mar. Unos 5 kilos por metro cúbico (5 gramos por litro). Así, la sal a su paso por el equipo de electrólisis se transforma en hipoclorito sódico (NaCIO) disuelto en agua siendo éste un potente desinfectante que ayudará a destruir todos los microorganismos nocivos. Eso sí, hay que tener en cuenta que el agua presentará un sabor salado similar al de una lágrima.

La máquina con la que llevar a cabo este procedimiento puede ser instalada en cualquier piscina, bien sea de nueva construcción o esté ya construida. Esto significa, obviamente, una inversión aunque no tardaremos en recuperarla ya que,a partir de su instalación, ahorraremos el cloro y el desinfectante. Así, en lugar de comprar las típicas tabletas de cloro, con la electrólisis salina solo se ha de adquirir la propia sal (de 3 a 6 sacos al año). Además, la propia máquina contiene el medidor del pH por lo que no habrá que comprar más aparatos. Por otra parte, su consumo equivale al de una bombilla, y sin necesidad de vaciar la piscina, lo que también permite un ahorro del 80% del mantenimiento.

Pero además del ahorro en el mantenimiento y el cuidado de la piscina, la electrólisis salina presenta otras muchas ventajas:

  • Evita los temidos trastornos oculares y dermatológicos ya que el agua salina inhibe la formación de bacterias y algas actuando sobre la piel como un antiséptico natural.
  • Cuida del medio ambiente ya que parte de la utilización de elementos naturales no contaminantes como son el agua y la sal.
  • Evita los riesgos que entrañan la mala utilización de productos químicos.
  • A pesar de que científicamente todavía se desconocen los motivos, los usuarios de la electrólisis salina, manifiestan que desaparecen las molestas abejas y avispas.
  • El clorador salino hace que el agua presente una claridad y nitidez mayor y por ende un aspecto más bonito.

Sin duda, estamos ante un método de desinfección muy completo que sólo presenta ventajas. En PoolPlay estamos a tu servicio para recomendarte los aparatos más adecuados y que mejor se adapten a tus necesidades porque, recuerda, que somos