El frío y las bajas temperaturas han llegado. Tener una piscina antes suponía un problema, pero actualmente es más fácil y sencillo. Te damos unos sencillos tips para que tu piscina esté en perfectas condiciones para cuando llegue la época de baño:

  • Mantenimiento de piezas

Algunas piezas son fundamentales en tu piscina como la bomba, el filtro y el calentador. Suelen estar al alcance de la vista, por lo que requieren de cuidados especiales para el correcto funcionamiento y tratamiento de tu piscina. Hay que asegurarse de remover el exceso de agua para prever su congelamiento. 

  • Utilización de productos especiales

Hay productos químicos  específicos durante la temporada de fríos. Estos tratamientos  se pueden usar tanto de preparación como de mantenimiento. Son conocidos como productos de hibernación.

Durante el invierno hay que mantener un equilibrio químico del agua. Si no lo hacemos aparecerán hongos, algas y microorganismos.

  • Limpiar el vaso

Puede resultar obvio, pero no lo es. El fondo y las paredes tienen que estar siempre limpias. Una opción sencilla y práctica es hacerlo con un robot electrónico. 

  • Instalación de complementos

Es recomendable cubrir de manera correcta la piscina con una cubierta. Hay gran cantidad de modelos y tipos dependiendo del presupuesto. Esto te ayudará a mantenerla limpia.